Futsal

Motor home

moto

El mejor jugador que dio la cantera del club vuelve a su casa. Juan Pablo Giordanino bajó de categoría para devolver a Alemán al lugar que merece

Sufrió al costado de la cancha el descenso, con la impotencia de no poder ayudar desde adentro a su querido Alemán. Quizás ahí, en ese momento crítico, entendió que era hora de volver, de dar las gracias en Talleres por todo y retornar a casa. Que las medallas del Sudamericano, la Liga y los torneos locales queden inmortalizadas en la repisa de casa. Hay algo mucho mas terrenal a lo que abocarse ahora, un desafío de un club gigante que tiene que volver a ser, y que mejor que hacerlo con la gran perla gran de las inferiores.

A Moto no le importa bajar de categoría y luchar en el barro del ascenso, con canchas chúcaras de poca luz. Tampoco le interesa que esa decisión pueda alejarlo de un posible llamado a la Selección Argentina. Lo de él va mucho más allá del éxito, las luces y los Me gusta en Instagram. Un poco más acá está Alemán, su Alemán, mordiendo el polvo, y hoy lo necesita más que nunca.

Giordanino será la bandera del equipo, que tendrá la baja sensible de Kun March para el primer semestre por lesión. El ex Talleres será clave en lo que pueda aportar con su talento pero también con lo que puede brindar como capitán para los más chicos. La maduración que le entregó su partida lo hicieron crecer para transformarlo en referente absoluto del operativo retorno. Bienvenido a casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *