Futsal

Interino de puerto alegre

e9271f86-b92c-4686-852c-526ed96392be

Lucho Forlizzi se hizo cargo de Alemán «B» en un momento caliente y comandó al equipo al ansiado ascenso. «Fue lo más importante que viví en este club, que es mi casa»

En el deporte hay dos tipos de despedida: uno, en el ocaso del camino, con la pendiente cuesta arriba; el otro, en la cúspide de la subida, con la gloria como testigo. Lucho Forlizzi eligió ésta última para cerrar un capítulo imborrable en su vida ligado a los colores del club Alemán: tomó al equipo en un momento delicado, disputando el torneo de segunda división, y tras un semestre de alto voltaje, logró el ansiado ascenso al vencer en la promoción a Regatas «C».

«Fue lo más lindo que viví en el fútbol de salón. Mira que salí campeón como jugador, jugué división de honor, pero ésto supera cualquier cosa. Logra el ascenso, con mis hijos y mi esposa, es el mayor placer que me pude dar en este deporte». Con el pan dulce todavía atragantado por las fiestas y con las pulsaciones un poco más bajas, Forlizzi responde la primera consulta sobre el éxtasis de la vuelta a primera. La felicidad le desborda por todos lados y el peso de la mochila de salir del acenso ya es parte del pasado.

-¿Era el momento justo para volver a Primera?

-Totalmente. Si no lo hacíamos ahora era un gran problema. El club tiene grandes jugadores y al quedarnos en la «B» posiblemente muchos de ellos se hubiesen ido. Cuando Ariel Casazza me dio la confianza, supe que era la chance de regresar al lugar que merece Alemán.

-Diste una mano en un momento complicado y lograste el objetivo: ¿Por qué no seguiste?

-Cuando Ariel me dio esta hermosa chance no dudé ni un segundo. Es el club donde estuve toda mi vida y jugar acá es lo más lindo que me ha pasado a nivel deportivo. En las malas es muy fácil lavarse las manos, por eso para mi fue un placer tomar la decisión de ser el técnico. Eso sí, siempre supe que logrando el objetivo o no, me iba a ir de cualquier manera.

Lucho aún tiene en la retina lo que son los flashes de esa promoción en el Parque: «Nunca viví algo así. Juego desde los 9 años y el apoyo que sentí con Regatas fue único. Estaban los nenes que juegan en inferiores, gente de otros deportes, veteranos, dirigentes. Creo que la foto donde estamos todos es el reflejo de lo que fue esa noche y lo que es el club».

Con el ascenso ya consumado y con la tranquilidad de haber cumplido será tiempo de despejar la cabeza. De ir a ver a los chicos, a las inferiores, a la primera cuando juegue en ese lugar al que regreso con su gran aporte: «Quiero disfrutar sin sufrir jaja. Estar cerca para lo que necesiten y poder estar con mi familia también, que es lo primordial en mi vida».

Un comentario en “Interino de puerto alegre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *