Historia

Crónica de los cien años (1898-1998)

 

La amplitud de nuestro territorio y la de los criterios imperantes en esta Nación, fue lo que entusiasmó a tanta gente que, dejando su Patria y sus familiares, buscaron mejores horizontes en esta parte de América.

Dentro de todos estos inmigrantes que llegaron a la Argentina y también a Mendoza, muchos eran alemanes, que son nuestros antepasados, pero que si bien se afianzaron económicamente, se amoldaron y aceptaron las reglas de juego de esta Nación y tuvieron el valor de no olvidar su nacionalidad. Y es así que sintieron la necesidad de mantener y cultivar las costumbres y cultura en la que crecieron; poder practicar su idioma, cantos, música y cultura general.

A comienzos del año 1898 a raíz de la visita del representante oficial del Kaiser, los residentes alemanes en Mendoza decidieron hacer una recepción en su honor para lo cual el señor Federico Wittenstein ofrece su residencia ubicada en Plaza Cobos, hoy Plaza San Martín, pero por falta de espacio allí el Vice-Cónsul el Dr. Pablo Loos propone realizar el banquete en los salones de “Los Baños de la Exposición“, ubicado en lo que hoy son las calles San Martín y Colón, para lo cual se contacta con su administrador, el Sr. Carlos Rolf.

Ing. Carlos Fader

Ing. Carlos Fader

Como no existía iluminación en los salones, el propietario de la planta de gas, Ing. Carlos Fader, instala desde su establecimiento hasta Los Baños de la Exposición una tubería de gas pudiendo así iluminar los salones para la recepción de tan honorable visitante, el que a través de conversaciones con los presentes, los motiva a fundar una institución que los agrupara.

El 27 de Mayo de 1898 se reúnen en el Hotel Bauer de calle Necochea frente a la hoy Plaza San Martín, 31 señores que fundan el Club Alemán de Mendoza. Entre ellos figuraban: Gaspar Hilbing, Paul Arno Loos, Carlos Strittmater, Ing. Carlos Fader, Adolfo Bauer, Ernesto Seippel, Luis Keil, Carlos Birle, Otto Arnold, Ing. Wilhem Schmidt, August Streich.

Los primeros asuntos que se resuelven fueron la elección del señor Ing. Carlos Fader como presidente, persona muy destacada dentro de la colectividad; se redactan los estatutos y se establece una cuota mensual de 3 pesos oro por socio. Se resuelve además alquilar un salón del Hotel Bauer para efectuar reuniones el primer domingo de cada mes y festejar acontecimientos importantes durante el año, como el cumpleaños del Kaiser y el aniversario del Club.

El Ing. Carlos Fader puso a disposición del Club un salón de su Planta de Gas para realizar allí reuniones y fiestas. En muchas oportunidades, se celebraron las fiestas de Fin de Año en los jardines de la finca y bodega del Sr. Carlos Kalles en Guaymallén. En verano se organizaban picnics en la finca del Sr. Ernesto Seippel en Chacras de Coria y también en el Parque General Ortega de Rodeo del Medio – Maipú. Así floreció la vida social del Club Alemán.

En los años siguientes muchos inmigrantes decidieron regresar a su patria y otros fallecieron, solamente quedaron 13 socios. En el año 1904 fue elegido presidente el Sr. Federico Wittenstein quien mantuvo su cargo hasta el año 1906.

En los años siguientes nuevamente se incrementó la inmigración de familias alemanas a nuestra provincia, por ende el Club creció en numero de socios. Por este motivo se decidió adquirir un predio para edificar la sede propia y, casualmente, se presentó una buena oportunidad: una dama de origen francés, ofreció en venta una parte del inmueble de su propiedad ubicado en calles San Lorenzo y Avenida España, en aquel momento colindaba con la relojería del Sr. José König y con la tienda ‘La Alemana’ de los Sres. Carlos Strittmetter y Adolfo König. El precio del inmueble fue de 8000 pesos oro, y como no se contaba con dicha suma de dinero, los Sres. Carlos Strittmatter y Carlos Runge gestionaron un crédito en el Banco Tarapacá (hoy Banco de Londres), hipotecando sus bienes particulares. Fue así que se pudo adquirir la propiedad de 2500 m2 en Julio de 1905 y se comienzó a construir un gran salón.

Los ladrillos se hornearon en el terreno del Banco Nacional con autorización del gerente, Sr. Don Luis Keil. Dos vagones cargados con cal fue la donación del Sr. Clemente Massen, mientras que los primeros palos y bochas de quebracho para jugar al palitroque fueron donados por el Sr. Pablo Cohn.

A los seis meses vencía la hipoteca, por se motivo se realizó una gran colecta entre los socios. Para esa cuota extraordinaria se emitieron acciones, algunas fueron devueltas al Club y otras permanecen en poder de sus descendientes.

Para amoblar las nuevas instalaciones se gestionó un nuevo préstamo que fue concedido a la brevedad y así, en septiembre de 1906, se inauguran estas instalaciones con grandes festejos.

Al instalarse aquí en Mendoza nuevas empresas alemanas, como la filial del Deutsche Bank, Empresa de Tranvías, Cervecería Andes y otras, traen consigo a su personal y se incrementa nuevamente la cantidad de socios.

En 1913 el Club funda el Colegio Alemán. Para ampliar las instalaciones del colegio y pensando en un espacio para las actividades de la educación, se decidió adquirir 500m2 más de un terreno colindante. En ese momento las finanzas del Club llegaron a estar muy ajustadas debido a la dependencia del colegio.

En el año 1923 el Club festejó sus Bodas de Plata con la inauguración del remodelado edificio, diseñado por el Arq. Walter Melcher.

Cena Aniversario 1930

Cena Aniversario 1930

En los años siguiente el Club y el Colegio siguieron sus actividades con perseverancia y mucho entusiasmo a pesar de la difícil situación económica por la que atravesaban.

En abril de 1947, por orden del Poder Ejecutivo de la Nación y a través de la Junta Nacional de Vigilancia de la Propiedad Enemiga, se intervinieron una larga lista de instalaciones alemanas. Por la misma razón llega a Mendoza el Dr. Nanclares para hacerse cargo del Club y de todos los bienes que llevase el mismo nombre.

Como era de esperar, cundió la alarma entre todos los socios, ya que era indiscutible que esta Institución había nacido en Mendoza y que si bien sus fundadores eran alemanes, nunca había dependido del país europeo.

Los Sres. Bernardo Kletschke y Luis Baumhauer, por ausencia de quien fue el presidente en su momento: el Sr. Juan Kühnel, convocan al Sr. Pablo Eichler como socio del Club nacido en Argentina para que reclamara y defendiera sus derechos como tal. Al entrar en contacto con el Dr. Nanclares y, junto con al abogado del Club el Dr. Troilo, se trató la posibilidad de la devolución de los bienes.

En los meses de mayo y julio del mismo año se sucedieron entrevistas entre el Sr. Eichler y el Dr. Nanclares y, mediante un informe absolutamente imparcial del Sr. Eichler y las gestiones realizadas por el Dr. Troilo ante el Ministerio de Relaciones Exteriores, consiguieron que se dictara un decreto el día 27 de julio de 1947 ordenando a la Junta la inmediata devolución de todos los bienes del Club previo cumplimiento de algunos requisitos como:

– Cambiar el nombre del Club y que no figure la palabra “Alemán”
– El 51% de la Comisión Directiva debían ser argentinos.

Para cumplir con ello se llamó a Asamblea General Extraordinaria, a la que asistieron los pocos socios que quedaban y se resolvió, a partir del 28 de Agosto de 1947, nombrar al Club  como Sociedad Ingeniero Carlos Fader, en homenaje a su primer presidente y socio fundador.

Se realizó un acto oficial en donde el Dr. Nanclares hizo entrega de todas las pertenencias y se propuso como presidente al Sr. Pablo Eichler, quien había conseguido a través de sus gestiones la devolución como única y primera Institución Alemana.

El Club, bajo el nuevo nombre atravesó una época con muchas dificultades, contando con sólo 32 socios que pagaban su cuota de $2.00 moneda nacional mensuales. Mientras tanto el Club debía cancelar las deudas que había dejado el Sr. interventor como parte de sus viajes, además de la hipoteca, impuestos municipales y servicios que estaban atrasados.

Felizmente, un socio, que desde el primer momento creyó en las gestiones de la nueva Comisión, brindó su ayuda económica para que el Club saliera de tal situación. Este socio fundador fue Don Gaspar Hilbing.

En esos años el gobierno escolar había ocupado el Colegio Alemán, haciendo uso del 50% de las instalaciones. Luego el Colegio Tomás Godoy Cruz instaló su kindergarden. Posteriormente, cuando dejaron el edificio de calle San Martín y Amighorena, el Colegio se trasladó con todos sus cursos primarios, lógicamente sin abonar alquiler alguno. Después de 7 años de tratativas se logró que abonaran un alquiler con una retroactividad razonable. Lo cobrado le permitió al Club cancelar las deudas y restaurar los deterioros de los edificios.

Cabe destacar que los socios Luis Baumhauer y Bernardo Kletschke contribuyeron con su aportes de tiempo y dinero para que el Club se mantuviera y progresara. El Sr. Pablo Eichler dedicó 15 años consecutivos de su vida al Club.

Desde 1960 a 1963 la presidencia la ocupó el Sr. Ing. Víctor Bauer y desde 1963 a 1967 el Sr. Heinz Ribbert. Durante esos años se permitió asociar a las esposas ya que antes se asociaban solamente los jefes de familia.

En 1967 asume la presidencia el Sr. Roberto Schumacher hasta el año 1971, él sí que supo de luchas y sinsabores, porque fue el artífice de la primer gran mudanza y transformación, ya que el Club fue quedando chico. Con lo obtenido por la venta del Colegio Alemán se realizó la compra de la Hostería El Maño, el 11 de diciembre de 1968, ubicada en Necochea y Andrade de Godoy Cruz, que había pertenecido a la familia Beckmann.

En sus amplios jardines, con sus añosos árboles y pinos se comenzó con mucho entusiasmo a construir una pileta de natación, camarines, churrasquearas, cancha de palitroque y un playón para deportes.

Se remodelaron y acondicionaron las instalaciones de acuerdo a las nuevas necesidades del Club. El 4 de enero de 1970 se sufrió las graves consecuencias de un destructivo aluvión y las instalaciones quedaron totalmente destruidos. El evento lógicamente afectó el Kindergarten y la secretaria, perdiéndose valiosa documentación con información que databa desde la fundación del Club. Incluso un piano fue arrastrado por el agua.

Desde el año 1971 hasta el 1972 fue presidente el Sr. Federico Hilbing, desde 1972 a 1974 el  Sr. Hugo Heubach. En esos años se incrementó enormemente la masa societaria. ¿Quiénes no recuerdan los viernes de Camaradería? ¿Los bailes de Carnaval? ¿Los té de damas y las hermosas labores que ellas confeccionaban?¿Las fiestas de la Cerveza, polladas y tantos otros eventos que congregaban a socios? El Coro, las proyecciones de películas alemanas, las visitas de grupos teatrales, los campeonatos de Truco y Skat, entre otros.

En 1973 el Club inauguró la instalación de un nuevo portón con dos mástiles, en los que se enarbolaban por primera vez las banderas de Argentina y Alemania. Ambos fueron una donación de la Sra. Claudia Gottschlisch de Groezinger.

El Sr. Curt Heinz Loos fue presidente entre los años 1974 y 1977, sucediéndolo el Sr. Hans Bittner hasta el año 1979. y el Club siguió creciendo…

El coro llamado Andes Harmonie realizó importantes actuaciones y giras bajo la dirección del profesor Víctor Volpe. Continuó la inquietud expansionista entre los socios y otra vez el Club quedaba chico.

En el año 1979 fue nuevamente elegido como presidente el Sr. Pablo Eichler, los socios movidos por el entusiasmo apoyaron las decisiones de la Comisión Directiva en la idea de adquirir un nuevo terreno y construir allí una sede social con campos de deportes. En el año 1980, en la Asamblea General Extraordinaria con el voto de los accionistas se decidió vender el terreno de calle San Lorenzo y Avda España, para comprar los terrenos de la actual sede social.

Construcción del quincho

Construcción del quincho

Fue el 16 de Abril de 1982, mediante el decreto 979 del mismo año cuando la Institución volvió a llamarse Club Alemán de Mendoza.

En el nuevo terreno comenzaron rápidamente las obras y lo primero que se construyó fue el quincho, pudiéndose festejar en él el Día de la Madre con la tradicional pollada.

Construcción de la Sede Social ubicada en Dorrego

Construcción de la Sede Social ubicada en Dorrego

Las obras continuaron y fueron delegadas a la empresa Bernardo Altinier S.A. bajo la dirección y proyectos de los arquitectos Felix Seidel y Rubén Montemayor, el presidente de la empresa constructora llegó a ser considerado amigo de la Institución por ser permanente consejero de las ideas de la Comisión Directiva y por la predisposición colocada en solucionar cada problema que surgía en la construcción. Así mismo, no se descartó el esfuerzo y ayuda obtenida de la secretaria la Sra. Nelly de Coronel y del Intendente el Sr. Armando Heubach.

Después de grandes esfuerzos y alcanzando una de las tantas metas soñadas por todos, el día 25 de Agosto de 1984 se inaugura la nueva sede social.

En diciembre del mismo año en los salones del Club, el Sr. Hugo Fehrenbach, Cónsul General de la República Federal de Alemania condecora al Sr. Pablo Eichler, con la Cruz del Mérito de Primera Clase de la República Federal de Alemania, en vista de sus grandes méritos  por la relaciones Argentino-Germanas en la provincia de Mendoza.

Desde el año 1985 a 1993 presidió la Institución el Sr. Carlos R. Groezinger, lo sucedió el Ing. Fernando Guzmán hasta el año 1995 y luego el Sr. Hugo Polo hasta el año 1997, año en que asumió el Ing. Manfred Grashof hasta el año 2000.

Durante esos años se siguió avanzando con las obras pendientes y nuevos proyectos, se construyeron nuevas canchas de tenis, dos de paddle y el gimnasio de sobrecarga. En 1986 el Club se integró a las actividades de la Agrupación Deportiva Argentino-Germana y fue un impulso importante ya que con ello se iniciaron las actividades de Tenis, Fútbol, Fútbol de Salón, Aerobics, Natación, Karate y Hockey sobre césped entre otros. (Ver galería)

En abril de 1993, bajo la presidencia del Sr. Carlos Groezinger se autorizó la venta del terreno de Necochea y Estrada pudiéndose adquirir con lo obtenido un terreno colindante a la sede social actual de 1,5 hectáreas el 28 de noviembre de 1994, en la presidencia del Ing. Fernando Guzmán. En el año 1996, durante la presidencia del Sr. Hugo Polo, se comenzó a construir la cancha de hockey de polvo de ladrillos y, bajo la presidencia del Sr. Manfred Grashof, se inauguró oficialmente con un partido amistoso entre Zehlendorfer Wespen de Berlín versus el equipo local.

Y se sucedieron año a año nuevas obras y ampliaciones.

COnstrucción de la cancha de fútbol

Construcción de la cancha de fútbol

El Sr. Armando A. Caballero fue presidente del Club por dos períodos, desde el año 2000 al 2002 y del 2002 al 2004, quien fue sucedido por el Ing. Pablo R. Gudiño. (Ver Comisiones Directivas)

El Club ha seguido creciendo tanto en número de socios como en obras, y cada Comisión Directiva continúa trabajando siempre con la mejor intención de satisfacer las necesidades de quienes lo utilizan, si bien para recreación en sus tiempos libres como por aquellos que se esfuerzan y luchan deportivamente en nombre del esta gran Institución, obteniendo tantos méritos que enorgullecen al Club y transformándose en ejemplos de deportistas ante los ojos de la sociedad.

ClubAleman-hockeyYa han pasado varios años desde que el Club celebró su centenario de vida, sin duda un sueño que comenzó con los inmigrantes recordados y que día a día sigue escribiendo su historia…

Comentarios cerrados

  • Minuto a minuto