Hockey

En Cana

a

Alemán quedó preso de sus errores y perdió un partido insólito ante Murialdo. Lo ganaba 2 a 0 y fue caída 3 a 2. Ufff

Un partido increíble terminó dejando escapar el equipo de Verderico. Es que por el desarrollo del juego, la derrota deja en el aire una tremenda sensación de bronca. Alemán desniveló en el tanteador dos veces y no supo aguantarlo, aunque en el juego la cosa fue pareja.

El primer cuarto fue desabrido entre dos equipo que se conocen de memoria. El dt puso a Coria de 8 (como en los viejos tiempos) y a Lauti Córdoba por Sedano (ausente por motivos personales). Ya los segundos 15 minutos tuvieron de todo. Primero con Córdoba tapándole un mano a mano a Moto, y al toque, con una respuesta que Leo Coria no pudo traducir en gol.

El que si apareció fue Toti, que le puso el broche a una jugada personal superlativa para el 1 a 0: asistencia de Valencia, control del 99, quién dejó desaireado a Sánchez y también eludió al arquero para romper la chapa.

Tin Rodríguez empezó a aparecer y fue clave para estirar la ventaja. Primero, lo asistó a Dito Arata con un centro cruzado que el 17 no pudo conectar. Después tuvo un remate apenas ancho y luego, con una asistencia de lujo (entre sus propias piernas) le sirvió el segundo a Nieto.

Con el 2 a 0 era solo cuestión de tener la bocha y crecer con la posesión, algo que nunca hizo Alemán. Claramente porque no tiene alguien que se encargue de eso. En la peor siesta de domingo, Médici descontó, y al toque, empató Tarquini.

Parecía que la cosa moría en tablas, pero otro descuido defensivo le permitió a Poroto Zalzar marcar el agónico 3 a 2 con el que Murialdo terminó dando vuelta la historia. Marche preso…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *