Institucional

118 años de historia pura

aleman

Nuestro club vuelve a soplar velitas y acá repasamos un poco de su rica historia. Hoy, a partir de las 21.30, la gran fiesta aniversario.

El tiempo pasa, pasa para todos. Y es por ese defecto tan particular que tiene el tiempo que los hombres categorizan los hechos con números para agigantar las leyendas. Así, alguien inventó llamarle cumpleaños a ese temeroso viaje de ida hacia la vejez. Una caricia a la nostalgia que también adoptaron las instituciones. Bodas de plata, bodas de oro, bodas premium, centenario y otros tantos títulos que ensanchan la figura de cualquiera en cuestión. Hoy el Club Alemán cumple ¡118 años!, cifra para nada despreciable, teniendo en cuenta el deterioro de este tipo de instituciones por estos lares del mapa. Es que en esta vorágine de amistades por facebook y reuniones vía WhatsApp, los clubes barriales van quedando en el olvido. A lo sumo son aceptados para realizar una actividad física, pero poco a poco el carácter social, objetivo principal de los mismos, se va deteriorando. Con Alemán no. La entidad ubicada en Dorrego sigue creciendo a pasos agigantados y asoma con una de las instituciones de mejor presente. Con más de 2 mil socios, instalaciones de lujo y una organización impecable, el club goza de una actualidad inmejorable. Claro que para llegar a ésto pasó mucha agua debajo del puente, o 118 años, para gráficar tamaño caudal. Arrancando por aquellos inmigrantes alemanes que soñaron despiertos y convirtieron sus deseos en una institución modelo. Y como el tiempo necesita de fechas para alimentar la estadística, hay que aclarar que la historia comienza en 1898 con la visita del Kaiser, motivo que incentivó a la creación de un lugar físico que agrupara a los alemanes de la provincia. Así le dieron forma al sueño 31 apellidos entre los que figuraban Hilbing, Loos, Srtittmater, Fader(primer presidente) y Bauer, entre otros. En los comienzos no había sede propia, por lo cual, los encuentros y reuniones se intercalaban en propiedades de los socios. En 1905 se adquiere con un tremendo esfuerzo el primer lugar físico del Club Alemán, ubicado en calle San Lorenzo. El valor del mismo fue de 8 mil pesos oro, al que se llegó gracias a préstamos bancarios y una destacada colaboración de los socios del momento. En 1913 los horizontes se siguen ampliando con la Fundación del Colegio Alemán, instalado en un terreno lindante, con la premisa de tener un lugar educativo. La economía llegó a estar comprometida, ya que el Colegio dependía de las arcas del club. En 1947 llegó el momento más delicado de la institución: fue incluido en la nómina de instituciones alemanas intervenidas por la Junta de Vigilancia de la Propiedad Enemiga de manera injusta, ya que el club había nacido en Mendoza, gestionado con dinero ganado en la provincia, y si bien sus fundadores habían sido alemanes, en ningún momento el club dependió del país europeo. Las gestiones del Sr. Eichler y el Dr. Troilo en el Ministerio de Relaciones Exteriores lograron recuperar los terrenos pero las autoridades fueron obligadas por decreto a cambiar el nombre de la Institución por uno que no tuviera el término «Alemania». Así, se llamó Sociedad Ing. Carlos Fader en honor al primer mandatario. Comenzaba una etapa complicada, con deudas por doquier, de la que se comenzó a salir con el apoyo de algunos nombres como Gaspar Hilbing, Baumhauer y Kletschke, más el aporte incondicional de los demás socios.

Con la venta del Colegio se compra, en 1968, un terreno en calle Necochea y Andrade de Godoy Cruz donde se realizan importantes obras edilicias. Pero otra vez la pendiente cuesta arriba: un aluvión en el año 70 arrasó con todo. Aunque la capacidad de reponerse vuelve a salir a flote. El club comienza a crecer nuevamente, aumenta el número de socios y con el dinero de la venta del primer terreno en calle San Lorenzo se adquiere la actual sede social. Completa el combo auspicioso la recuperación del nombre «Club Alemán de Mendoza» en 1982, empujón definitivo hacia lo que vendrá poco tiempo despúes. El 25 de Agosto del 84 se cortá la cinta de inaguración del predio actual, ubicada en calle Gutiérrez de Guaymallén.
Actualmente la institución cuenta con 13 disciplinas deportivas (hockey sobre césped, fútbol de salón, tenis, karate, vóley, patín, gimnasia artística, fútbol césped, fútbol Séniors, acondicionamiento físico, gimnasia aeróbica, yoga y pilates) más actividades culturales como tango, coro y folclóre. Un predio que luce magnífico, con accesos automatizados, dos playas de estacionamiento, quinchos cerrados, pileta, comedor y espacios verdes para el disfrute de los más de dos mil socios.
En épocas difíciles para los clubes de barrio, el presente de Alemán es un motivo a destacar e imitar ¡Felices 118 a todos los que fueron y son parte de este hermoso sueño hecho realidad!

Un comentario en “118 años de historia pura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *